Natación beneficia al cerebro en cuatro formas

La natación es uno de los deportes más completos y saludables que existen. No solo mejora nuestra forma física, sino también nuestra salud mental. En este artículo te explicamos cuatro formas en las que la natación beneficia al cerebro y te animamos a practicarla con regularidad.

  1. Estimula la liberación de endorfinas. Las endorfinas son sustancias químicas que produce el cerebro cuando realizamos ejercicio aeróbico, como la natación. Estas sustancias nos proporcionan placer, bienestar y felicidad, al reducir la percepción del dolor y activar los receptores opioides del cerebro. Además, las endorfinas tienen un efecto antidepresivo, ya que mejoran el estado de ánimo y reducen los síntomas de la depresión.
  2. Promueve la neurogénesis y la plasticidad neuronal. La neurogénesis es el proceso por el cual se generan nuevas neuronas en el cerebro, especialmente en el hipocampo, la región responsable del aprendizaje y la memoria. La natación favorece la neurogénesis al aumentar los niveles de una proteína llamada factor neurotrófico derivado del cerebro (FNDC), que estimula el crecimiento y la diferenciación de las células nerviosas. La plasticidad neuronal es la capacidad del cerebro para cambiar y adaptarse, formando nuevas conexiones sinápticas entre las neuronas. La natación también potencia la plasticidad neuronal al mejorar la función cognitiva, la memoria y el aprendizaje.
  3. Combate el estrés oxidativo y los radicales libres. El estrés oxidativo es el desequilibrio entre la producción de radicales libres y la capacidad del organismo para neutralizarlos. Los radicales libres son moléculas inestables que dañan las células y el ADN, provocando envejecimiento y enfermedades degenerativas. La natación ayuda a combatir el estrés oxidativo y los radicales libres al aumentar la actividad de las enzimas antioxidantes, que protegen a las células del daño oxidativo.
  4. Reduce los niveles de estrés y mejora el sistema inmunitario. El estrés es una respuesta fisiológica y psicológica ante situaciones que percibimos como amenazantes o desafiantes. El estrés crónico puede tener efectos negativos sobre el cerebro, como alterar el equilibrio hormonal, disminuir la neurogénesis, afectar la memoria y aumentar el riesgo de depresión y ansiedad. La natación reduce los niveles de estrés al liberar endorfinas, regular la respiración, relajar los músculos y mejorar el sueño. Además, la natación mejora el sistema inmunitario al fortalecer las defensas naturales del organismo contra las infecciones y las enfermedades.

Como ves, la natación es un deporte muy beneficioso para el cerebro, tanto a nivel físico como mental. Por eso, desde Aquara Kids te invitamos a que te sumerjas en el agua y disfrutes de sus múltiples ventajas. En nuestra escuela de natación encontrarás cursos adaptados a tu nivel, edad y objetivos, con profesores cualificados y un ambiente familiar y divertido. No lo dudes más y ven a conocernos. ¡Te esperamos!

febrero 2024
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
26272829