¿Has pasado un tiempo sin entrenar? Sigue estos pasos para recuperar tu nivel de natación

Si eres un aficionado a la natación, sabes lo importante que es mantener una rutina de entrenamiento para mejorar tu técnica, tu resistencia y tu salud. Sin embargo, a veces la vida nos pone obstáculos que nos impiden seguir nadando con regularidad, como una lesión, una enfermedad, una mudanza o una situación personal difícil.

En esos casos, es normal que al volver a la piscina te sientas frustrado al ver que tu nivel de natación ha bajado y que te cuesta más esfuerzo hacer los mismos ejercicios que antes. Pero no te desanimes, con paciencia y constancia podrás recuperar tu forma física y disfrutar de nuevo de este deporte tan completo.

Aquí te damos algunos consejos para que retomes tu entrenamiento de natación de manera progresiva y segura:

  1. Hazte una revisión médica. Antes de volver a nadar, es conveniente que consultes con tu médico si estás en condiciones óptimas para practicar este deporte, especialmente si has sufrido alguna lesión o enfermedad que pueda afectar a tu rendimiento o a tu salud. Así evitarás posibles complicaciones o recaídas.
  2. Establece un plan de entrenamiento adecuado a tu nivel actual. No pretendas retomar el ritmo que tenías antes de dejar de nadar, pues podrías lesionarte o agotarte. Lo mejor es que empieces con sesiones cortas y suaves, e ir aumentando la intensidad y la duración poco a poco, según vayas notando mejoras. Puedes seguir algún programa de entrenamiento online o pedir ayuda a un entrenador profesional.
  3. Calienta bien antes de cada sesión y estira después. El calentamiento es fundamental para preparar tus músculos y articulaciones para el esfuerzo, y el estiramiento te ayudará a relajarlos y a prevenir el dolor y la rigidez. Dedica unos 10 minutos a cada uno de estos ejercicios, tanto dentro como fuera del agua.
  4. Varía los estilos y los ejercicios. Para recuperar tu nivel de natación, es importante que trabajes todos los grupos musculares y todas las habilidades acuáticas, como la respiración, la coordinación, la flotación y el equilibrio. Por eso, te recomendamos que alternes los cuatro estilos de natación (crol, espalda, braza y mariposa) y que incluyas ejercicios con material auxiliar (palas, aletas, pull buoy, etc.).
  5. Cuida tu alimentación e hidratación. La natación es un deporte que quema muchas calorías y que requiere una buena nutrición e hidratación para reponer la energía y los líquidos perdidos. Procura llevar una dieta equilibrada y variada, rica en carbohidratos, proteínas, grasas saludables, vitaminas y minerales. Y no olvides beber agua antes, durante y después de cada sesión.
  6. Descansa lo suficiente. El descanso es tan importante como el entrenamiento para recuperar tu nivel de natación, pues es el momento en el que tus músculos se recuperan y se fortalecen. Intenta dormir al menos 8 horas al día y respeta los días de descanso entre sesiones. También puedes complementar tu entrenamiento con otras actividades que te relajen y te diviertan, como el yoga, la meditación o el ocio.

Siguiendo estos pasos, podrás volver a disfrutar de la natación y recuperar tu nivel en poco tiempo. Recuerda que lo más importante es escuchar a tu cuerpo y respetar tus límites. Y si tienes alguna duda o necesitas más información, no dudes en contactar con nosotros en Aquara Kids, la escuela de natación para toda la familia.

febrero 2024
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
26272829